La importancia de la lectura para los adolescentes
20/07/2016

Cómo mejorar la concentración mientras leemos

mejorar la concentracion

concentración en la lectoraComprometerse activamente con la lectura es algo más fácil de decir que de hacer, ¿verdad?

Todos hemos tenido problemas a la hora de leer un texto que resultaba tedioso, demasiado denso, técnico o sencillamente aburrido. Pero no te preocupes, hoy te voy a presentar una forma muy fácil de mantener la atención, algo que podrás aplicar desde ya mismo.

Y en vez de darte una larga explicación, voy a pasar directamente a la práctica para que comprendas de inmediato en qué consiste.

Descubre la Lectura Activa

-El primer paso es usar tu mano mientras lees. ¿Por qué? Los ojos tienen una tendencia natural al movimiento lo que puede causarte muchas distracciones. Usa tu dedo sobre el texto moviéndolo de izquierda a derecha a un ritmo constante para mejorar tu concentración. De este modo tomarás control sobre la lectura de forma activa y evitarás tener que releer. Ya hablé de cómo eliminar este tedioso problema; échale un vistazo ‘Cómo dejar de releer sin perder comprensión’ o en ‘Dos simples técnicas de lectura rápida

-El segundo paso en la técnica de Lectura Activa es concentrarte haciendo descansos sistemáticos de vez en cuando. Por ejemplo, si tienes mucho que leer, toma pequeños descansos (incluso menos de un minuto) cada 15 o 20 minutos. De esta forma tu mente es capaz de relajarse y volver sobre la tarea con atención plena.

Este sencillo truco también crea una rutina de repetición que refuerza tu memoria a la hora de retener más información sobre lo que lees. Sí, leer mejora tu memoria, te lo dije antes y  lo puedes comprobar aquí ‘Cómo la lectura ayuda a salvar tu memoria’.

Además, estos descansos te ayudarán a evitar las temidas desconexiones que ocurren cuando llevamos demasiado tiempo trabajando un texto.

¿Qué tal vamos hasta aquí?

Por último, pero no menos importante, prueba a crear un tiempo determinado para tu lectura. Durante este tiempo esfuérzate para encontrar un lugar calmado y en silencio, y evita revisar tu correo o responder a llamadas. Bloqueando todas las distracciones y dedicándole una porción de tiempo exclusiva a la lectura te aseguro que podrás cubrir más texto del que imaginabas y en menos tiempo.

La Lectura Activa es sencilla y fácil de aplicar para unos resultados excelentes. Sencillamente has de participar activamente en el acto de leer tomando control sobre cómo lo haces.

¿Qué haces para incrementar tu concentración? Cuéntame con un comentario y revisa los errores que puedes estar cometiendo al leer…